22.4 C
Miami
sábado, abril 20, 2024
spot_img

Un cada vez más reducido grupo de candidatos republicanos se medirá en Miami

Miami, terreno familiar para Trump y DeSantis, será esta vez la sede del tercer debate de primarias republicanas, al que se espera tampoco asista el expresidente. Las cada vez más estrictas reglas para calificar dejarán fuera a la mayoría de los aspirantes a la nominación presidencial para 2024.

Un cada vez más reducido grupo de aspirantes presidenciales subirá al escenario del tercer debate de primarias republicanas el próximo miércoles en Miami, nuevamente sin la presencia del favorito a la nominación del partido, Donald Trump.

Las restrictivas reglas de calificación para este evento al parecer dejarán fuera a candidatos que sí habían tomado la palabra en los dos eventos anteriores, reduciendo así la exposición de candidatos rezagados en un campo todavía abarrotado, a un año de las elecciones de 2024.

El foro, el tercero después de un evento inaugural en Wisconsin en agosto pasado y un segundo en septiembre, en California, tendrá lugar en el Adrienne Arsht Center for the Performing Arts del condado de Miami-Dade en la Florida, hogar de los dos candidatos con más puntaje en las encuestas nacionales: Trump y el gobernador del estado, Ron DeSantis.

La cadena ABC será la cadena responsable de organizar y trasmitir el cara a cara, que durará dos horas y será moderado por el presentador de Nightly News, Lester Holt; la conductora de Meet the Press, Kristen Welker; y Hugh Hewitt, de The Hugh Hewitt Show en Salem Radio Network.

¿Quiénes califican y cómo?

El Comité Nacional Republicano (RNC, en inglés) no ha publicado hasta ahora la lista oficial de los participantes.

De momento, el expresidente Trump, Ron DeSantis, la exgobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley; el empresario Vivek Ramaswamy y el exgobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, parecen haber calificado, de acuerdo con sus campañas y una herramienta de monitoreo del New York Times.

Con la ausencia de Trump -quien se espera que lidere un evento de campaña ese mismo día en Hialeah, un bastión republicano en esa ciudad- quedarán sólo cuatro escaños en el escenario del Adrienne Arsht Center.

Esta es una notable diferencia con respecto al número de participantes anteriores: ocho en el primer debate y siete en el segundo.

Fuera quedarían el senador de Carolina del Sur, Tim Scott; el gobernador de Dakota del Norte, Doug Burgum; y el exgobernador de Arkansas, Asa Hutchinson.

El exvicepresidente Mike Pence, quien participó en los dos últimos foros, dejó la carrera por la presidencia en octubre.

La campaña de Tim Scott aseguró que este ha calificado para el debate. Un portavoz de equipo del senador dijo la semana pasada que “pueden confirmar que el senador ha calificado y estará en el escenario del debate en Miami”.

Para calificar, el RNC insiste en que los candidatos deben haber recibido al menos el 4 % en dos encuestas nacionales desde el 1 de septiembre o el 4 % en una encuesta nacional, así como el 4 % en una encuesta en al menos dos “estados tempranos” de primarias: Iowa, New Hampshire, Nevada y Carolina del Sur.

Las reglas también estipulan que los aspirantes a la nominación tengan al menos 70.000 donantes únicos, entre ellos al menos 200 donantes de 20 o más estados o territorios.

Como en las anteriores citas, los participantes deben firmar un compromiso como garantía de que apoyarán al candidato republicano, sea quien sea.

¿Cómo puede influir este tercer debate?

Aunque enfrenta numerosos problemas con la justicia y se ha ausentado de los debates, Trump continúa como evidente favorito en las encuestas republicanas con un 58,5 %, según RealClearPolitics, un sitio que muestra promedios de popularidad de acuerdo con varios estudios.

Al expresidente le siguen DeSantis (13,3 %), Haley (8,4 %) y Ramaswamy (4,5 %). El gobernador de la Florida y la exembajadora de EEUU ante la ONU están ahora más que nunca enfrascados en una ardua batalla por el segundo puesto.

Mientras DeSantis supera a Haley a nivel nacional, Haley pasa al gobernador de Florida en New Hampshire y Carolina del Sur, estados cruciales en el proceso de primarias republicanas.

A pesar de su ubicación en el centro del escenario en los debates y el protagonismo que le da la ausencia de su mayor competidor, su otrora mentor Trump, DeSantis no ha logrado consolidar su posición como contendiente en la carrera por la nominación en los dos últimos debates.

Haley, por otra parte, ha utilizado la exposición para dar a conocer su plataforma y ubicarse en la carrera, apelando al centro y demostrando que juega apostando no tanto a la base republicana, como a un votante más general.

Una fuerte presencia y las respuestas adecuadas en este tercer debate podría ayudar a cerrar la brecha entre ambos. Sin embargo, siempre les quedará todavía el mayor contendiente: Trump.

[Con información de Reuters ]

Related Articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay Connected

0FansLike
3,913FollowersFollow
0SubscribersSubscribe
- Advertisement -spot_img

Latest Articles