27 C
Miami
miércoles, abril 17, 2024
spot_img

Trump puede ser el único candidato republicano en la historia en ganar Iowa y New Hampshire

MANCHESTER — Donald Trump busca lograr una victoria contundente este martes en Nueva Hampshire que le garantice el triunfo en las dos primeras elecciones primarias republicanas, una casi segura revancha con el presidente Joe Biden en las elecciones generales de noviembre.

Trump podría convertirse en el primer candidato presidencial republicano en ganar en contiendas abiertas en Iowa y Nueva Hampshire desde que ambos estados comenzaron a encabezar el calendario electoral en 1976, un claro indicio de su sólido liderazgo conservador.

La gran pregunta es si Nikki Haley, su última rival y exgobernadora de Carolina del Sur podrá reducir el amplio margen del expresidente. Pero esta “supuesta rivalidad” la impulsa la prensa de izquierda en estos momentos, obviando los índices reales de respaldo a Trump en todos los sondeos.

La prensa liberal crea el show en torno a Haley

La prensa liberal quiere extender el show mediático en torno a Trump y hacer ver que le es difícil ganar, cuando por otro lado la gran impopularidad de Biden de más de un 70% la traducen los medios como la garantía de ser el candidato demócrata. Trump, según encuestas de tendencia de izquierda, le gana a Joe Biden por seis y ocho puntos, pero análisis independientes hablan de un margen mucho mayor.

El caos en la frontera sur por tres años consecutivos a un costo de unos 200.000 millones de dólares por año, la desastrosa salida de Afganistán que abrió las puertas a decenas de organizaciones terroristas en el Medio Oriente, la fallida política exterior de la Casa Blanca y el desastre económico con una inflación récord durante tres años son algunos de los factores que mantienen a Biden con la mayor desaprobación sostenida de un presidente de EEUU, incluso por encima de Jimmy Carter, cuya aceptación tuvo niveles ínfimos.

Haley ha dedicado una importante cantidad de tiempo y recursos financieros a Nueva Hampshire con la esperanza de atraer a sus votantes, famosos por su mentalidad independiente.

La arrolladora victoria de Trump en el caucus de Iowa confirma su inalcanzable ventaja y su inminente nominación para competir de nuevo por la Casa Blanca. Así lo revelan todos los sondeos nacionales y los realizados el lunes en New Hamsphire.

Trump ganó las primarias de Nueva Hampshire en su primera postulación presidencial en 2016, pero algunos de sus aliados perdieron contiendas clave en las elecciones intermedias hace dos años. Haley también debe contender con un oponente profundamente ligado a la base del Partido Republicano y que se ha concentrado en ganar en ese estado en una forma suficientemente decisiva como para dar fin a la fase competitiva de las primarias.

Republicanos piden retirada de la única rival de Trump

Los aliados de Trump ya presionan a Haley, exgobernadora de Carolina del Sur, para que abandone la contienda antes de las primarias en ese estado el 24 de febrero. Estos llamados se intensificarán si el expresidente gana fácilmente en Nueva Hampshire tras su triunfo con 30 puntos en los caucus de Iowa. Haley terminó en tercer lugar en ese estado, detrás del gobernador de Florida Ron DeSantis, quien abandonó la campaña el domingo.

Si Haley abandona la contienda después de la votación del martes, esto decidiría efectivamente la elección primaria republicana en su segunda parada, mucho antes de que la gran mayoría de los votantes republicanos de todo el país hayan podido votar. Haley insistió la mañana del martes que Nueva Hampshire no será su última ronda.

“Vamos a Carolina del Sur”, declaró a la prensa. “Este siempre ha sido un maratón. Nunca ha sido una carrera corta”. Observó que ha sobrevivido más tiempo que otros candidatos. “No llegué aquí por suerte”, dijo. “Llegué aquí porque he trabajado más y he sido más inteligente que el resto. Así que voy a competir contra Donald Trump, y no voy a hablar de ningún obituario”.

Haley tiene demasiado poco o nada que buscar frente a Trump, cuando no pudo vencer siquiera a DeSantis en Iowa, quien decidió retirarse de la contienda el fin de semana y entregarle su apoyo al exmandatario. Las primarias republicanas más bien giran en torno a la publicidad que dan los grandes medios de izquierda en EEUU a Haley y no lo que verdaderamente ocurre entre los votantes y en las filas conservadoras.

lmorales@diariolasamericas.com

 AFP -MVS

Related Articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay Connected

0FansLike
3,913FollowersFollow
0SubscribersSubscribe
- Advertisement -spot_img

Latest Articles