33.1 C
Miami
lunes, mayo 27, 2024
spot_img

Trump es procesado, acusado de mal manejo de documentos clasificados

En una medida sin precedentes, un gran jurado federal en el estado de Florida, en el sur de Estados Unidos, acusó el jueves al expresidente Donald Trump, de mal manejo de documentos confidenciales del gobierno después de dejar la Casa Blanca, lo que lo convierte en el primer expresidente estadounidense en la historia en enfrentar una acusación federal.

La acusación de siete cargos, que no se ha hecho pública, acusa a Trump, entre otros cargos, de violar las leyes federales que prohíben la retención no autorizada de “información de defensa nacional”, un delito punible con hasta 10 años de prisión.

Trump confirmó su acusación en su plataforma de redes sociales, Truth Social, y dijo que había sido citado para comparecer ante un tribunal en Miami el martes.

“La corrupta Administración Biden ha informado a mis abogados que he sido acusado, aparentemente por el engaño de las cajas”, escribió Trump, aparentemente en alusión a las cajas de documentos clasificados del gobierno incautados por el FBI de su propiedad en Florida en agosto pasado.

En una declaración en video, Trump afirmó desafiante que la administración del presidente Joe Biden ha “armado” al Departamento de Justicia y al FBI para atacarlo.

“Soy un hombre inocente, soy una persona inocente”, dijo Trump. “No podemos permitir que esto continúe porque está destrozando nuestro país”.

Los partidarios acérrimos de Trump apoyaron al expresidente.

En una breve declaración, el representante Jim Jordan, republicano de Ohio y presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, escribió: “Es un día triste para Estados Unidos. Dios bendiga al presidente Trump”.

La acusación es el problema legal más reciente para Trump, ya que espera volver al cargo después de perder una candidatura a la reelección ante Biden en 2020.

En abril, un gran jurado de Manhattan acusó a Trump de cargos estatales de falsificación de registros comerciales para ocultar un pago de dinero secreto a una estrella de cine para adultos durante su candidatura a la presidencia en 2016. Se ha declarado inocente en ese caso.

La acusación, si bien es un gran golpe para las ambiciones políticas de Trump, no le impide buscar un segundo mandato en la Casa Blanca.

De hecho, señaló el exfiscal federal John Malcolm, no hay leyes que le impidan postularse, incluso si es condenado.

“Ha habido personas que se han postulado para un cargo desde las celdas de la prisión”, dijo Malcolm.

En 2002, el exrepresentante Jim Traficant se postuló para su antiguo escaño en el Congreso mientras cumplía una sentencia de prisión por corrupción.

El abogado de Trump, James Trusty, dijo al canal de noticias por cable CNN que los cargos incluyen retención deliberada de información de defensa nacional, obstrucción de la justicia, declaraciones falsas y conspiración.

El cargo de recopilar, transmitir o perder información de defensa nacional sin autorización conlleva una pena potencial máxima de 10 años de prisión.

En 2019, Harold Martin III, un excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional, fue sentenciado a nueve años de prisión luego de declararse culpable de un cargo de retención deliberada de información de defensa nacional.

La obstrucción de una investigación federal mediante la destrucción, alteración o falsificación de registros se castiga con hasta 20 años.

Evan Corcoran, un abogado de Trump, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de la VOA.

El Departamento de Justicia había estado investigando a Trump desde principios del año pasado después de que los Archivos Nacionales notificaron a la agencia de aplicación de la ley que el expresidente había escondido cientos de documentos confidenciales del gobierno en su centro turístico de Florida y frustró los esfuerzos del gobierno para recuperarlos.

Más tarde, Trump entregó varias docenas de documentos, pero se sospechaba que guardaba más.

Luego, el FBI realizó una búsqueda en Mar-a-Lago en agosto de 2022 y recuperó más de 100 documentos clasificados. La búsqueda altamente publicitada desencadenó denuncias republicanas del Departamento de Justicia.

En total, los fiscales recuperaron más de 300 documentos gubernamentales clasificados de Trump, incluidos documentos marcados como “información compartimentada ultrasecreta/sensible”, el nivel más alto de clasificación.

El gobierno ha mantenido en secreto el contenido de los documentos, pero en documentos judiciales los fiscales han escrito que su mal manejo podría poner en peligro la seguridad nacional de Estados Unidos.

Los documentos se originaron en diferentes agencias, incluidas la CIA, el FBI y la Agencia de Seguridad Nacional, y cubren un amplio espectro de temas de seguridad nacional, como el programa de misiles de China e Irán.

Jordan Strauss, un exfuncionario del Departamento de Justicia que es director gerente de Kroll, una firma de consultoría de riesgos, calificó la acusación de Trump como “un momento notable en la historia y el caso más importante que el Departamento de Justicia haya presentado jamás”.

La acusación de Trump se produce cuando otro abogado especial, Robert Hur, investiga el manejo de Biden de registros clasificados que se remontan a su época como vicepresidente.

Los documentos se encontraron el año pasado en la antigua oficina de Biden en Washington y su casa en Delaware.

Los abogados de Biden han dicho que los documentos fueron entregados a los funcionarios del gobierno tan pronto como fueron encontrados.

Incluso si se descubriera que Biden manejó mal los registros confidenciales, es poco probable que enfrente cargos penales debido a una política de larga data del Departamento de Justicia de que un presidente en ejercicio no puede ser acusado, dijo Strauss.

“Creo que el resultado más probable de la investigación del fiscal especial sobre el presidente Biden es un informe que diga algo así como, ‘habríamos recomendado o no una acusación si este no fuera el presidente'”, dijo Strauss.

El exvicepresidente Mike Pence también fue objeto de escrutinio por su retención de documentos clasificados, pero el Departamento de Justicia le informó la semana pasada que había cerrado la investigación y que no lo acusaría.

[El corresponsal nacional de VOA Steve Herman, el corresponsal de seguridad nacional Jeff Seldin y la corresponsal en el Congreso Katherine Gypson contribuyeron a este artículo]

Related Articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay Connected

0FansLike
3,913FollowersFollow
0SubscribersSubscribe
- Advertisement -spot_img

Latest Articles