22.4 C
Miami
viernes, marzo 1, 2024
spot_img

¡Respira con facilidad! Descubre cómo puedes controlar la rinitis

Con los constantes cambios climáticos, congestión que causa la rinitis puede ser molesta o irritante, sin embargo, aunque no es una enfermedad grave, puede ser una de las causas para desarrollar enfermedades respiratorias crónicas como el asma, o enfermedades como la Otitis, sinusitis o puede llegar a alterar el sueño.

 

Estas molestias se generan gracias a la inflamación de la membrana mucosa nasal que recubre la nariz y suele generar una respuesta inmune a diferentes patógenos que detectan las alergias. Existen diferentes síntomas de la rinitis, los que son más frecuentes son los estornudos, picazón en la nariz, oídos, ojos o garganta, secreción abundante de mucosidad, tos, hinchazón de la nariz, escurrimiento posterior de moco y congestión nasal. Algunas personas pueden experimentar también dolor de cabeza, irritabilidad, tos, trastornos del sueño y en el peor de los casos, causa depresión.

 

Los estudios médicos afirman que aproximadamente el 25% de la población mundial sufren de rinitis. Según el Libro de las Enfermedades Alérgicas el 75% de las rinitis es una respuesta alérgica al polen. Fiorelli Arcieri, médica otorrinolaringóloga adscrita a Colsanitas comenta que existen diferentes tipos de rinitis las cuales varían según su duración y afectaciones.

 

  1. La rinitis alérgica: es la más tradicional, está caracterizada por su constante picazón en la nariz, congestión y estornudos frecuentes. Existen 3 subtipos de rinitis alérgica, la leve, moderada o grave los cuales dependen de la época del año y su respectiva estación, el aumento del polen o alérgenos.
  2. La rinitis no alérgica: de acuerdo con la doctora Arcieri, “este tipo de rinitis puede ser infecciosa, viral, atrófica, vasomotora y medicamentosa. Esto quiere decir que puede ser causada por varios virus, por lo general el resfriado común”. O por los tratamientos para combatir estos virus.
  3. Rinitis Mecánica: es una de las menos tradicionales, está causada por malformaciones, desviaciones del tabique nasal, los cornetes o la obstrucción de cuerpos extraños.
  4. Rinitis atrófica y vasomotora: la primera es una de las rinitis más crónicas entre la población y consta en que la membrana mucosa se adelgaza y endurece de forma agresiva, lo que produce que las fosas nasales se dilaten y resequen. La segunda consta de los síntomas tradicionales de la rinitis (congestión nasal, los estornudos y la secreción nasal) y se puede producir sin necesidad de que exista una alergia en concreto.
  5. Rinitis medicamentosa: normalmente, este tipo de rinitis son causadas por el uso excesivo de aerosoles e inhaladores y otros medicamentos como antidepresivos, progesterona o vasoconstrictores nasales.

En Colombia, el 22% de la población sufre alguno de esos tipos de rinitis y, en el caso de las mujeres, los desórdenes hormonales pueden ser una consecuencia de las alteraciones del embarazo o en caso de sufrir de hipertiroidismo o hipotiroidismo.

 

La forma más fácil para detectar la rinitis alérgica es mediante un test cutáneo para el cual se reproducen sobre la piel las reacciones que se dan en otras partes del organismo. Otra técnica es realizar un examen de sangre, con el que se determinan los alérgenos. En algunos casos, cuando no es alérgico sino mecánico, se debe realizar un análisis endoscópico o radiológico del interior de los conductos nasales.

 

Actualmente, se utilizan fármacos tópicos con antihistamínicos, descongestionantes y corticoides intranasales para tratar el órgano afectado y, se utilizan los tratamientos de la inmunoterapia que se puede aplicar los cinco años. “Los elementos que empeoran las alergias son los factores desencadenantes. Aunque es imposible evitarlos todos, se pueden tomar algunas medidas”, explica la doctora Arcieri.

 

Dentro de las principales recomendaciones están:

 

  1. No fume y evite exponerse a personas que fumen.
  2. Aseo en su entorno social: evite limpiar el polvo del hogar. Al asear su hogar o lugar de trabajo, antes de barrer, use el trapero para así recoger la mayor cantidad de polvo sin levantar las partículas; luego puede pasar la escoba. En la limpieza del hogar, controle el moho que se pueda, esto se puede dar por filtraciones en techos, ventanas y tuberías. Es necesario que exista constante ventilación en duchas, cocina y lavado de ropa.
  3. Evite la exposición al polen de las plantas y a los animales.
  4. Evite dormir en el mismo espacio en el que sus mascotas duermen y comen y, cambie constantemente la ropa de su cama.
  5. No se exponga a cambios bruscos de clima, esto puede alterar la rinitis.

Related Articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay Connected

0FansLike
3,913FollowersFollow
0SubscribersSubscribe
- Advertisement -spot_img

Latest Articles