19.4 C
Miami
sábado, abril 13, 2024
spot_img

Relaciones China-Venezuela: Maduro aspira a inversiones y los BRICS. ¿Qué puede ofrecer a cambio?

Los presidentes de China y Venezuela acordaron este miércoles elevar las relaciones entre ambos países a un nivel que describieron como una “asociación estratégica a toda prueba y a todo tiempo”.

Expertos consultados señalaron que falta por precisar los alcances reales de la alianza anunciada, y cuestionaron qué hay sobre la mesa en cuanto a reciprocidad. El presidente venezolano ha dicho que aspira a más inversiones y apoyo político de China para que Venezuela entre al grupo de los BRICS, pero los expertos señalan que no está claro qué podría ofrecer su país a la segunda economía del mundo.

El mandatario chino Xi Jinping recibió en el Gran Palacio del Pueblo de Pekín a Nicolás Maduro, quien inició la semana pasada una visita oficial a China —la quinta desde que es presidente de Venezuela— y a la primera dama Cilia Flores.

El jefe de Estado chino dijo que apoyaría los esfuerzos de Maduro por mantener “la soberanía, la dignidad nacional y la estabilidad social del país, así como por resistir la injerencia externa”.

Xi remarcó que China y Venezuela son “buenos amigos y socios” que “confían el uno en el otro”, cooperando en múltiples campos, y que siempre ha visto las relaciones con Caracas desde “una perspectiva estratégica y a largo plazo”.

Xi dijo que el próximo año se cumplen 50 años del establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y Venezuela.

Ambos jefes de Estado ascendieron a la Presidencia en sus países en marzo de 2013 y han estado una década en el poder en sus respectivas naciones.

Interés de entrar a Venezuela a los BRICS

Liseth Romay, profesora de la Universidad del Zulia y especialista en derecho internacional público, dijo que el gobierno de Venezuela “aspira a lograr más inversiones de China, así como el apoyo político con vistas a su entrada en foros como los BRICS”.

Días antes de su visita a Pekín, Maduro había reiterado el interés de Venezuela de sumarse al grupo BRICS y a su banco, que lidera China junto a Rusia, India, Brasil y Sudáfrica.

Los BRICS es un acrónimo de la asociación de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, las cinco economías emergentes con mayor potencialidad de cara a 2050. Juntas representan el 20% de la población mundial y el 40% del Producto Interno Bruto (PIB) global.

Desde mediados de año, Maduro ha expresado su deseo de integrar los BRICS, que desde enero de 2024 aumentará a 11 miembros con la incorporación de Argentina y los Emiratos Árabes Unidos, entre otras naciones.

Maduro se reunió el fin de semana con la presidenta del Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS, Dilma Rousseff.

Romay, por otro lado, destacó que el mandatario venezolano se reunió con el director del Centro Internacional de la Reducción de la Pobreza de China para canalizar los acuerdos con fines sociales.

La experta apuntó que aún no se han hecho públicos los acuerdos bilaterales.

El gobierno venezolano no suele revelar los documentos firmados con Rusia, Irán y China. Dirigentes del chavismo han explicado que a esos acuerdos se les da tratamiento de secretos de Estado.

En una reunión posterior de una comisión mixta de alto nivel, Maduro habló de “una nueva época esplendorosa” en las relaciones con China.

Precisó que las bases de esa “nueva” relación son 31 documentos “de trabajo, compromiso y acción” con convenios sobre economía, “felicidad social”, cultura, educación y ciencia.

La emisora estatal China Central Television (CCTV) reportó que los acuerdos firmados estuvieron centrados en áreas como la economía, el comercio y el turismo.

¿Qué tiene Venezuela para ofrecer a China?

Juan Francisco Contreras, experto en análisis de asuntos internacionales, considera que la declaración de relaciones estratégicas “a todo tiempo y a toda prueba” es “una afirmación sin mucho sentido” en la diplomacia.

Las relaciones se rigen por intereses y circunstancias específicas y “responden a un momento”, por lo que no es posible establecer vínculos perpetuos, dijo a la VOA.

“Cada país tiene circunstancias variantes y variables”, apuntó.

La reciprocidad es clave para mantener relaciones, advierte Contreras, y Venezuela puede quedarse corto en ese apartado con respecto a China, considerada la segunda economía del mundo, acota.

“En el caso de Venezuela, cada vez es menor la posibilidad de intercambio comercial e intercambio de relaciones con una superpotencia como China”, dice.

Es importante que las autoridades de ambos países aclaren “el verdadero significado” y los resultados tangibles de esa alianza estratégica permanente, apuntó el experto.

Maduro ha insistido en que la economía venezolana se está recuperando, con énfasis en campos como el petrolero y la agricultura, así como el turismo, que llamó su “arma secreta”.

En un marco de sanciones económicas de Estados Unidos, el líder chavista ha hecho énfasis en las reservas de petróleo y gas del país, así como el potencial turístico y la producción de alimentos.

El lunes, en una transmisión de su programa semanal desde China, Maduro indicó que ponía a la orden del país asiático las zonas económicas especiales de Venezuela. Del estado Carabobo ofreció su “fortaleza” industrial.

Las cinco zonas económicas especiales de Venezuela incluyen incentivos fiscales y aduaneros para los inversionistas según una ley recientemente aprobada por el chavismo. Carabobo concentra buena parte del parque industrial de Venezuela.

Maduro también dijo este miércoles que la cooperación aeroespacial con China se traducirá en la llegada de un venezolano a la Luna en una nave asiática.

A pesar de la cercanía de la última década, China ha mostrado “cierta cautela” en sus pasos conjuntos con Venezuela, opina Milos Alcalay, diplomático retirado y ex embajador venezolano ante las Naciones Unidas.

Esto se refleja en que Venezuela no haya sido admitida aún en los BRICS, dijo.

“Pero desde el punto de vista geopolítico, Venezuela es un país aliado en momentos de confrontación con Estados Unidos”, aseveró.

China ha apuntalado su influencia política y económica en América Latina mediante una estrategia “hábil” de préstamos milmillonarios sin precedentes a 19 países de la región, explicaron expertos a la VOA.

Bancos del Estado chino entregaron más de 140.000 millones de dólares a gobiernos latinoamericanos desde 2005, según una investigación del centro de pensamiento Diálogo Interamericano publicada a inicios de este año. Venezuela fue la más beneficiada de esos préstamos, con 62.500 millones de dólares recibidos entre 2005 y 2018, de acuerdo con el informe.

Se calcula que el país suramericano todavía debe unos 15.000 millones de dólares de esos créditos.

En su viaje, Maduro visitó también las ciudades chinas de Shenzhen, Shanghái y Shandong. Se prevé que llegue a Venezuela este jueves.

por voa.com

Related Articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay Connected

0FansLike
3,913FollowersFollow
0SubscribersSubscribe
- Advertisement -spot_img

Latest Articles