26.8 C
Miami
sábado, marzo 2, 2024
spot_img

Reinician limpieza tras paso de tornados en Texas y Florida que deja al menos 5 muertos

Mientras Sabrina Devers observaba lo que resultaría ser una tormenta mortal acercándose a su rancho, al norte de la ciudad de Perryton en Texas Panhandle, primero vio granizo del tamaño de una pelota de golf y luego de una pelota de béisbol.

Luego, Devers dijo que a través de las altas llanuras hacia Perryton, el sistema generó un tornado. Una vez que el tornado se movió, Devers manejó a la ciudad entre escombros.

La tormenta del jueves por la tarde dejó al menos tres muertos en Perryton y más de 100 heridos, ya que destruyó cientos de casas, arrojó vehículos contra edificios y cortó el servicio de energía y telefonía celular en Perryton, una ciudad de 8,000 habitantes a unas 115 millas (185 kilómetros) al noreste de Amarillo, justo al sur de la línea de Oklahoma.

“La devastación fue increíble”, dijo Devers a Fox Weather. . Los esfuerzos de limpieza comenzaron el viernes en Texas, ya que el mismo sistema que azotó a Perryton continuó causando estragos mientras avanzaba por el sur profundo, arrojando lluvia en Florida Panhandle y enviando vientos fuertes a Mississippi.

En total, se atribuyó a las tormentas cinco muertes: tres en Texas y una en Florida y otra en Mississippi. El Hospital General Ochiltree en Perryton trató a 115 pacientes que sufrían lesiones de menores a mayores, incluidos traumatismos craneales, pulmones colapsados, laceraciones y huesos rotos, dijo el centro médico en Facebook.

“Esperábamos ver más anoche y no lo hicimos”, dijo la directora ejecutiva interina del hospital, Kelly Judice. “Solo queremos que la gente de nuestra comunidad sepa que estamos aquí. Estamos abiertos. Tenemos clínicas abiertas. Estamos listos para cuidar a las personas que necesitan ser tratadas”. A las personas con chequeos médicos de rutina planificados se les pidió que reprogramaran.

El hospital estaba operando con un generador y algunos pacientes estaban siendo tratados en una sala de conferencias iluminada por el sol, ya que las salas de examen en una clínica no tienen ventanas, dijo Judice. Entre los que ayudaron en el hospital el jueves se encontraba el Dr. Mark Garnett, el director médico de Majestic Laser en Main Street, quien viajó hasta allí después del paso del tornado. “La gente salía de trabajar para ayudar y ser voluntaria”, dijo. “La respuesta de la zona fue tremenda”.

Las autoridades reiniciaron las tareas de limpieza el viernes por la mañana tras el paso de tornados en medio de fuertes tormentas en que murieron al menos cinco personas al tiempo que otra serie de tormentas se abre paso por los estados del sur de Estados Unidos.

En Texas, de las casas registradas hasta ahora en Perryton, se había contabilizado a todos menos a un ocupante, por lo que la principal prioridad era regresar al área y buscar entre los escombros a esa persona, dijo el jefe de bomberos de Perryton, Paul Dutcher, en el programa “Today” de la cadena NBC.

Dutcher, informó que entre 150 y 200 casas en la comunidad quedaron destruidas y que en el centro de la ciudad, muchas fachadas de tiendas fueron arrasadas por completo.

Pero la mayor preocupación por ahora es tratar de ayudar a las familias de los fallecidos a continuar, dijo Dutcher.

“Es una tragedia”, agregó. “Todas las cosas detrás de mí, se pueden reconstruir, pero esas vidas que hemos perdido son realmente la tragedia de todo”, señaló el jefe de bomberos mientras estaba de pie frente a una construcción derrumbada y pilas de escombros.

El Servicio Meteorológico Nacional en Amarillo, Texas, envió un equipo de inspección el viernes para evaluar los daños y determinar la calificación de tornado en el área de Perryton, dijo el meteorólogo Brett Muscha.

Es posible que haya más tormentas eléctricas en el extremo norte de Texas y en el noroeste de Oklahoma el viernes por la tarde y la noche, dijo Muscha.

Unos 475.000 clientes estaban sin electricidad en Texas, Luisiana, Mississippi y Oklahoma hasta el viernes por la mañana, según el sitio web Poweroutage.us.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, pidió a la División de Manejo de Emergencias del estado ayudar con todo, desde el control del tráfico hasta la restauración del agua y otros servicios públicos, si fuera necesario.

Más tormentas eléctricas eran posibles en el extremo norte de Texas Panhandle y Oklahoma Panhandle el viernes por la tarde y la noche. La mayor probabilidad de tormentas fuertes y severas estaba en el lado de Oklahoma con granizo del tamaño de una pelota de golf y ráfagas de viento de 60 mph (100 kph).

También en Texas y los estados del sur, incluida Luisiana, los avisos de calor estuvieron vigentes el viernes y se pronosticaron hasta el fin de semana festivo del 16 de junio con temperaturas que alcanzarían los 100 grados Fahrenheit (38 grados Celsius).

Se esperaba que se sintiera tan caliente como 110 grados Fahrenheit (43 grados Celsius). A principios de esta semana, los vientos dañinos derribaron árboles, dañaron edificios y sacaron autos de una carretera mientras poderosas tormentas cruzaban el sur de Texas a Georgia.

Related Articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay Connected

0FansLike
3,913FollowersFollow
0SubscribersSubscribe
- Advertisement -spot_img

Latest Articles