27.6 C
Miami
miércoles, abril 17, 2024
spot_img

Presidente de Indonesia implora a EEUU, China y Rusia que eviten “nuevas guerras”

En medio de una agudizada rivalidad geopolítica entre Estados Unidos, China y Rusia, el presidente indonesio, Joko Widodo, hizo un enérgico llamado a los líderes para que aliviaran las tensiones y evitaran conflictos en la región.

Hablando el jueves en Yakarta en la inauguración de la Cumbre de Asia Oriental (EAS), que reúne a la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y sus socios (Estados Unidos, China, Rusia, Australia, India, Japón, Nueva Zelanda y Corea del Sur, Widodo subrayó la necesidad de estabilidad para que la región continúe con su paz y prosperidad de décadas.

“Todos los presentes en esta sala tienen la misma responsabilidad de no crear nuevos conflictos, de no crear nuevas tensiones, de no crear nuevas guerras”, dijo, hablando en indonesio. “Al mismo tiempo, tenemos la responsabilidad de reducir las tensiones acaloradas, descongelar la situación congelada, crear espacio para el diálogo y salvar las diferencias existentes”.

Sin embargo, los líderes de las tres potencias principales (el presidente estadounidense Joe Biden, el presidente chino Xi Jinping y el presidente ruso Vladimir Putin) optaron por no asistir a la cumbre y enviaron en su lugar a sus respectivos representantes, la vicepresidenta Kamala Harris, el primer ministro Li Qiang y el ministro de Asuntos Exteriores Sergey Lavrov.

Como presidente saliente de la ASEAN, a principios de esta semana Widodo declaró que el bloque “ha acordado no convertirse en representante de ninguna potencia. Reiteró que el Sudeste Asiático no se convertirá en la primera línea de una nueva Guerra Fría, una promesa que hizo cuando tomó el mando de la ASEAN de manos de Camboya en 2022.

El enfoque de Indonesia sobre la política de las grandes potencias ha sido consistente, dijo Aaron Connelly, investigador del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos.

“Consideran la rivalidad entre grandes potencias como la principal amenaza a sus intereses en la región”, dijo a la VOA. “Y ven la rivalidad en sí misma como una amenaza, no un país que cree la rivalidad”.

Los líderes retroceden

Las palabras de Widodo tuvieron eco en otros líderes del sudeste asiático que rechazaron la amenaza de división en la región.

“El entorno internacional está plagado de tensiones geopolíticas e incertidumbre económica”, afirmó el Primer Ministro de Singapur, Lee Hsien Loong. Hizo un llamado a Washington y Beijing a “mostrar liderazgo” para abordar los problemas globales.

La reacción está justificada, afirmó Evi Fitriani, profesora de relaciones internacionales de la Universitas Indonesia. “Es hora de que les digamos a esas superpotencias que lo que están haciendo en la región ya es demasiado”, dijo a la VOA.

La EAS surgió en 2005 como un foro de diálogo regional de la ASEAN y seis socios, con el objetivo de promover la paz, la estabilidad y la prosperidad económica. Estados Unidos y Rusia se unieron en 2011.

Timor Oriental fue invitado como observador de la cumbre este año, así como Bangladesh y las Islas Cook, como presidente de la Asociación de la Cuenca del Océano Índico y del Foro de las Islas del Pacífico, respectivamente.

Los líderes de la cumbre se centraron en la incapacidad de la ASEAN para instar a la junta de Myanmar a cumplir con su plan de paz, la creciente asertividad de China sobre las áreas en disputa en el Mar de China Meridional, el impacto global de la guerra en Ucrania y la amenaza del programa nuclear de Corea del Norte.

Harris “condenó enérgicamente” la guerra contra Ucrania que ha “exacerbado la inseguridad alimentaria”. Condenó los programas nucleares y de misiles balísticos de Corea del Norte y expresó su preocupación por los “graves abusos contra los derechos humanos” de China, según la Casa Blanca.

Haciéndose eco del fuerte lenguaje de la ASEAN sobre Myanmar, condenó la “brutal campaña de violencia” del régimen militar e instó a tomar más medidas para aumentar la presión para implementar el plan de paz de la ASEAN.

EAS puso fin a la estadía de dos noches de Harris en Yakarta y el vicepresidente se fue para regresar a Washington.

El miércoles por la noche se reunió con el presidente Ferdinand Marcos Jr. de Filipinas y el primer ministro Fumio Kishida de Japón, donde subrayó que “EE.UU. oposición a cambios unilaterales al status quo en el Mar de China Meridional y el Mar de China Oriental”.

Por Voz de America 

Related Articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay Connected

0FansLike
3,913FollowersFollow
0SubscribersSubscribe
- Advertisement -spot_img

Latest Articles