27.6 C
Miami
miércoles, abril 17, 2024
spot_img

¿Por qué los estadounidenses no le dan crédito a Biden por una economía fuerte?

La economía estadounidense terminó 2023 con una nota positiva, según parecen concordar la mayoría de los economistas. El crecimiento ha aumentado, las cifras de empleo son sólidas y la inflación está en su nivel más bajo en tres años.

“En general, le ha ido muy bien. El PIB ha ido creciendo. No tuvimos la recesión que muchos de nosotros estábamos anticipando”, dijo Selcuk Eren, economista senior del grupo de investigación The Conference Board. “Creo que el desempleo ha estado por debajo del 4 % durante 23 meses seguidos. Ese es el nuevo récord”.

A pesar de esas sólidas cifras, la mayoría de los estadounidenses, un 68 %, asegura que la economía está empeorando, según una encuesta de Gallup en diciembre de 2023, que reflejó que cuatro de cada cinco adultos estadounidenses califican las condiciones económicas actuales del país como “malas” (45 %) o “regulares” (33 %).

Sólo el 19 % de los encuestados dijo que la economía es “buena”, de acuerdo con los indicadores económicos positivos.

“A veces, la gente real no piensa en eso. Simplemente piensan en cuánto gastan de sus bolsillos, en la compra y en el alquiler… Creo que esa es una de las razones por las que no vemos el impacto positivo de la economía en las encuestas que estamos analizando”, explicó Eren. “La inflación es realmente miserable para todos y afecta a todos al mismo tiempo”

Una encuesta de enero de 2024 encontró que el 90 % de los republicanos, el 74 % de los independientes y el 49 % de los demócratas están de acuerdo en que la economía de EEUU está en mal estado. La misma encuesta encontró que sólo el 31 % de las personas aprueba el manejo de la economía por parte de Biden, mientras que el 56 % lo desaprueba.

Sin embargo, Justin Wolfers, profesor de políticas públicas y economía de la Universidad de Michigan, cuestiona la precisión de las encuestas y dice que las acciones de la gente sugieren que creen que a la economía le va bien.

“¿Cómo podríamos distinguir si el consumidor estadounidense fuera realmente optimista? Creo que lo primero que hay que hacer es mirar el gasto de consumo, porque si esperas que la economía sea terrible, estarías ahorrando dinero para la próxima recesión”, dijo Wolfers. “Pero en cambio, la gente ha estado gastando dinero como si creyera que la economía no sólo es buena, sino que seguirá siendo buena”.

También es posible que las preferencias políticas de las personas afecten la forma en que responden preguntas sobre la economía.

“Hay algo internamente incoherente en las encuestas que estamos viendo, donde la gente esencialmente permite que sus sentimientos hacia el presidente gobiernen sus sentimientos sobre la economía”, afirmó Greg Ip, comentarista económico jefe de The Wall Street Journal.

Ip y Wolfer hablaron en un reciente simposio en línea organizado por el Instituto Brookings y moderado por Sara Eisen, presentadora del canal de noticias de negocios por cable CNBC.

“Cuando hablo con la gente (grandes inversores, directores ejecutivos) no le dan a Biden un gran crédito por la economía”, dijo Eisen. “Dicen que está sucediendo a pesar de él porque todas sus políticas son liberales, y quiere aumentar los impuestos, quiere aumentar los impuestos corporativos, y quiere deshacerse de los productores de petróleo en este país, y todas estas cosas que son malas para la economía”.

Sin embargo, Selcuk insistió en que Biden, así como su predecesor inmediato, Donald Trump, promulgaron políticas que ayudaron a la economía. La Ley de Reducción de la Inflación de 2022 de Biden tenía como objetivo frenar la inflación, reduciendo el déficit presupuestario del gobierno federal.

Otras medidas que mantuvieron el crecimiento de la economía, a pesar de los despidos masivos durante la pandemia de COVID-19, incluyen pagos extendidos de prestaciones por desempleo, créditos fiscales únicos y pagos directos a los hogares estadounidenses.

“Pudimos recuperarnos muy rápidamente de estas enormes pérdidas de empleos durante la pandemia”, afirma. “Si no hubiera habido intervención del gobierno, esos empleos no se habrían recuperado tan rápido y la tasa de desempleo podría haber sido realmente alta durante mucho tiempo. Definitivamente hay muchos aspectos positivos. Algunas de ellas comenzaron en la administración anterior y continuaron hasta ahora”.

Otra razón por la que las personas podrían sentirse frustrados por la economía podría estar relacionada con la expiración de algunos de esos beneficios de la era de la pandemia.

“Durante casi cuatro años no hubo pagos de préstamos estudiantiles. Ahora está regresando lentamente. Eso es algo que afectará negativamente a la gente”, afirma Selcuk. “Cuando la gente tiene algo y luego ya no está ahí, incluso si se sabía que ese algo era temporal, una vez que lo quitas, se crea un sentimiento negativo”.

Pero hay señales tempranas de que los estadounidenses están empezando a sentirse mejor con respecto a la inflación, que alcanzó un máximo de 40 años en 2022 y ahora está en su nivel más bajo (alrededor del 3 %) en tres años.

Una encuesta de enero de 2024 revela que los consumidores parecen estar ganando confianza en que la inflación ha dado un giro. El sentimiento positivo de los consumidores está en su nivel más alto desde 2021, un hecho que sugiere que la brecha entre la percepción de los consumidores y la de los expertos económicos está comenzando a reducirse.

Voz de América – MVS

Related Articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay Connected

0FansLike
3,913FollowersFollow
0SubscribersSubscribe
- Advertisement -spot_img

Latest Articles