24.1 C
Miami
sábado, febrero 24, 2024
spot_img

¿Por qué la proteína es el nutriente N°1?

Si de nutrición se trata, hace tiempo venimos escuchando que la proteína es muy importante, que es importante consumir cantidades suficientes y por lo mismo, muy de moda están los suplementos alimenticios, los batidos y una amplia variedad de productos “alto en proteína”.

 

¿Pero realmente comprendemos por qué se habla tanto de este nutriente y su impacto en nuestra nutrición? El conferencista internacional, reconocido médico experto en nutrición y control de peso y miembro del Consejo Consultor de Nutrición de Herbalife, doctor Nataniel Viuniski, nos ayuda a despejar todos estos interrogantes.

 

Para hablar de nutrición, lo primero –dice el médico- es comprender que nutrición es poner los nutrientes que necesitamos en nuestro cuerpo. Están los macronutrientes, que son las proteínas, carbohidratos y grasas, y los micronutrientes, que incluyen las vitaminas y minerales. A diferencia de estos últimos, los primeros aportan calorías, es decir, aportan energía. Por ejemplo, 1 gramo de proteína o carbohidrato aporta 4 calorías, mientras que 1 gramo de grasa aporta 9 calorías.

 

Para el experto brasileño, y de acuerdo con el Instituto Nacional de Ciencias de los Estados Unidos, una nutrición balanceada es aquella en la que el 30% de las calorías se cubren con proteínas, el 45% con carbohidratos y un 25% con grasas saludables (alta en ácidos grasos esenciales, como el omega 3 y baja en grasas saturadas), aproximadamente y sumarle una adecuada hidratación, vitaminas, minerales y fibra. Todo esto debe ir acompañado de actividad física, sueño reparador y control del estrés.

 

Esta “receta” balanceada puede interpretarse como algo sencillo de seguir, pero la realidad es que con la dieta moderna que llevamos no es fácil alcanzar las metas de consumo diario de proteínas, que puede variar mucho dependiendo de la edad, género y nivel de actividad física. Como regla general, afirma Viuniski, un hombre debe consumir entre 100 a 150 gramos y las mujeres de 75 a 100 gramos de proteína por día.

 

Para tener como referencia, un huevo aporta 7 gramos de proteína, 100 gramos de pollo entregan 27 y un vaso de leche aporta 6 gramos de proteína.

 

El asesor de Herbalife aconseja consumir proteína en todas las comidas del día, distribuyéndola en 5 a 6 comidas diarias. Debe estar presente en las tres comidas principales (desayuno, almuerzo y cena) y en 2 o 3 refrigerios. De esta forma, será más sencillo cubrir los requerimientos diarios de este macronutriente y gozar de todos sus beneficios.

 

Proteína: Un nutriente esencial

La proteína es considerada un nutriente fundamental. Tiene importantes funciones en nuestro cuerpo como construir tejidos, transportar hormonas, es clave en el mantenimiento y crecimiento de la masa muscular, compone anticuerpos, interviene en la inmunidad y coagulación de la sangre y es un componente fundamental del cabello, uñas y piel. Por otro lado, algo muy importante es que las proteínas de la alimentación generan mayor sensación de saciedad en comparación con otros macronutrientes como los carbohidratos o las grasas.

 

“Así como las paredes están hechas de ladrillos, el cuerpo humano está hecho de proteína. La proteína está formada por aminoácidos esenciales (que el cuerpo no produce y tenemos que conseguirlos de los alimentos) y aminoácidos no esenciales, que son producidos por el cuerpo. Entonces, si quiero tener una hermosa y buena pared, debo poner buenos ladrillos. Si quiero tener un buen cuerpo, debo poner adentro buena proteína”, comenta Viuniski.

 

Cuando hablamos de proteínas de la alimentación decimos que una proteína de alta calidad es la que aporta todos los aminoácidos esenciales en cantidades adecuadas. Las proteínas de origen animal como las de la carne, huevo o leche son de alta calidad, mientras que dentro de las de origen vegetal, la proteína aislada de soya es la única de alta calidad.

 

“Si no comes suficiente proteína, puedes sentir hambre más rápidamente luego de comer, puedes sentirte fatigado y, si el consumo de proteínas es muy bajo, incluso tu sistema inmune podría verse mermado”, afirma el médico.

 

El peso no es todo: Cambia grasa por músculo

Para el experto en nutrición y control de peso, la composición corporal es mucho más importante que el peso. “La cinta métrica habla más de tu salud y de tu riesgo cardiovascular, que la balanza” y hace un llamado a invertir en lo que él denomina uno de los mejores negocios del mundo:

disminuir grasa y aumentar masa muscular.

 

Cuando disminuimos la grasa corporal y mantenemos la musculatura tenemos un aspecto saludable, tonificado y ganamos el mejor aliado en el control del peso: el músculo. Ya que éste utiliza más energía que la masa grasa.

 

Una estrategia útil para mejorar la composición corporal es mediante el aumento del consumo de proteína y haciendo actividad física. Es una manera efectiva de disminuir grasa y mantener o aumentar la musculatura. De lo contrario, con dietas restrictivas, bajas en proteína o que se saltan comidas, el organismo busca la energía en los músculos y el aminoácido se va hasta el hígado y se transforma en glucosa. Aquí radica la relevancia de incluir este macronutriente en todas las comidas.  “Si no comes proteína, no ganas musculatura, porque quitar proteína, es quitar musculatura”, concluye Viunski.

Related Articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay Connected

0FansLike
3,913FollowersFollow
0SubscribersSubscribe
- Advertisement -spot_img

Latest Articles