12 C
Miami
lunes, febrero 26, 2024
spot_img

mundo:Día de la Tierra: una jornada para tomar conciencia de los efectos negativos del cambio climático

Las Naciones Unidas reconocen el 22 de abril como el Día Internacional de la Tierra, una jornada que sirve para concienciar a la población de la situación climática que hay en el planeta, a causa del calentamiento global, el cambio climático y otros fenómenos atmosféricos que, en la mayoría de casos, son factores provocados por el hombre.

“El cambio climático, los cambios provocados por el hombre en la naturaleza, así como los crímenes que perturban la biodiversidad -como la deforestación, el cambio de uso del suelo, la producción agrícola y ganadera intensiva o el creciente comercio ilegal de vida silvestre- pueden acelerar el ritmo de destrucción del planeta”, explican desde la ONU a través de un comunicado.

La Tierra continúa registrando temperaturas cada vez más cálidas y el 2022 fue el sexto año con las temperaturas más altas desde 1880, según un informe elaborado por científicos de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, en inglés) y la Administración Nacional de los Océanos y la Atmósfera (NOAA) de Estados Unidos.

Aumento de las temperaturas

La investigación concluye que la superficie terrestre y oceánica superó en 0,86 grados Celsius el promedio del siglo XX, que está en 13,9 grados Celsius.

“Continuamos en esta grave tendencia de aumentos de temperatura. Y otro dato importante es que los últimos nueve años han sido los más calientes desde que empezamos a tomar medidas”, asegura Carlos del Castillo, jefe del Laboratorio de Ecología Oceánica del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, en declaraciones a la Voz de América, convencido de que “el problema es que la tendencia es inexorablemente de aumento de temperatura a lo largo de este ciclo”.

Sin embargo, el aumento de las temperaturas en todo el planeta no se da de manera equitativa, sino que hay lugares donde se acentúa aún más este calentamiento. “Por ejemplo, en el Ártico, en los hemisferios, en las latitudes más altas hacia el norte, pues el cambio puede ser de hasta cuatro veces más. Y en algunos lugares es un poco menos del promedio, y eso se debe a patrones de corrientes marinas y vientos, entre otras cosas”, decía el experto.

Del Castillo avisa que “los aumentos de temperatura en el planeta tienen efectos muy negativos” y sus consecuencias ya se están viendo hoy en día. “Estamos experimentando aumentos de eventos climáticos extremos, en los lugares que son secos se están secando más, los lugares en los que llueve mucho está lloviendo mucho más y se están intensificando los huracanes”, detalla.

Los recursos de NASA

Para ello, la NASA ha puesto una “gran cantidad de recursos y de trabajo en tratar de entender cómo nuestro planeta funciona y está cambiando” a consecuencia del “aumento y la intensidad de los eventos meteorológicos, como las lluvias torrenciales, las nevadas más extremas, sequías más secas y más largas olas de calor”.

La agencia aeroespacial estadounidense cuenta con recursos suficientes para poder monitorear algunos de estos fenómenos, de manera que se puede ver, con datos científicos, cuál es el alcance ante esta situación.

“La NASA es una agencia espacial y precisamente por eso, desde la gran ventaja de estar en el espacio, podemos observar todo el planeta. Tenemos una flota de satélites que están dedicados a mirar varios aspectos del planeta Tierra”, dice Castillo.

“La Tierra es un súper organismo”

Para tomar conciencia de esta situación, dice el experto de la NASA, “debemos pensar en el planeta como si fuera un súper organismo”, es decir, que va cambiando de acuerdo a ciertos factores y circunstancias. “Al igual que nosotros tenemos diferentes órganos, el planeta Tierra tiene su atmósfera, sus océanos, las capas polares, y todos estos sistemas interaccionan. Para poder entender cómo funciona, tenemos que mirar todos estos aspectos y lo mejor es mirarlos al mismo tiempo”.

Con los satélites desplegados por el espacio, “se pueden tener observaciones de cómo el planeta se está desarrollando y también tenemos científicos que van al campo, al mar y a los bosques y toman medidas para luego hacer trabajos de laboratorio” y “modelos numéricos que se utilizan no solamente para predecir el futuro, sino para entender el presente”.

El impacto del calentamiento global

Gracias a eso, se ha podido comprobar que el aumento de las temperaturas en todo el planeta no se da de manera equitativa, sino que hay lugares donde se acentúa aún más este calentamiento. “Por ejemplo, en el Ártico, en los hemisferios, en las latitudes más altas hacia el norte, pues el cambio puede ser de hasta cuatro veces más. Y en algunos lugares es un poco menos del promedio, y eso se debe a patrones de corrientes marinas y vientos, entre otras cosas”, dice el experto de NASA.

Del Castillo avisa que “los aumentos de temperatura en el planeta tienen efectos muy negativos” y sus consecuencias ya se están viendo hoy en día. “Estamos experimentando aumentos de eventos climáticos extremos, en los lugares que son secos se están secando más, los lugares en los que llueve mucho está lloviendo mucho más y se están intensificando los huracanes”, detalla.

Con todo, una de las cosas que más preocupa a los científicos es el aumento del nivel del mar en todo el mundo, “que no solamente es causado porque estamos derritiendo glaciares, sino porque cuando el agua se calienta, el agua se expande y aproximadamente la mitad del aumento del nivel del mar es causada por la expansión térmica y la otra mitad por el hielo que se está derritiendo”, sostiene Carlos del Castillo.

Además, el experto consultado por la VOA advierte que, si bien no se sabe cuándo se va a dar el punto de no retorno en cuanto al cambio climático, “ya hay efectos que no se van a poder revertir”, como la cuestión del aumento del nivel del mar.

“Aunque detuviéramos ahora mismo las emisiones de dióxido de carbono, hay cierta inercia en el sistema, por lo que el nivel del mar va a seguir subiendo”, dijo recordando que cuando empezó sus estudios del clima, hace tres décadas, su preocupación era qué mundo le iba a dejar a sus nietos, pero admite que “el problema se ha acelerado mucho más de lo que pensábamos originalmente” y “el momento de actuar es ahora”.

La colaboración de empresas como Amazon

Es por eso que algunas empresas están poniendo de su parte para ayudar, de alguna manera, a contrarrestar los efectos negativos del cambio climático. Amazon, la compañía más grande de distribución en Estados Unidos, es una de ellas.

Según explica su portavoz Janet Careaga, la empresa ha puesto en marcha una serie de políticas como la reducción de paquetes de cartón. “En Amazon tenemos el compromiso de reducir el empaque de nuestros productos y también que sea mucho más fácil para los consumidores el hecho de reciclar”, declara a la VOA.

Para ello, se “ha invertido muchísimo en materiales, procesos y tecnología para poder determinar cuál es el empaque correcto que le hace falta a un producto”, de manera que no se utilizan cajas extremadamente grandes para artículos que no lo requieren.

“Desde 2015, hemos podido reducir el peso de los paquetes en un 38 % por envío y además hemos podido eliminar 1,5 millones de toneladas de empaques, así que creemos que hemos avanzado en cuanto al empaque aunque sabemos que todavía nos queda mucho por hacer”, añadía al respecto.

El panorama a corto plazo

Aunque Del Castillo defiende que “la civilización humana no va a desaparecer”, considera que “no vamos a estar viviendo con la comodidad que vivimos ahora”, y eso se acentuará en regiones con menos recursos económicos para afrontar las consecuencias del cambio climático, entre los que destacarían algunos países de América Latina.

“Lamentablemente, los grupos de personas que no tienen los recursos para adaptarse son los que van a sufrir las consecuencias más graves de este cambio climático”, pronostica.

Ante esta situación, señala que el cambio climático “es responsabilidad de todos” y “tenemos que entender que todos podemos hacer algo”.

“Lo que nosotros hacemos en nuestra vida diaria no se queda en nuestro entorno, tiene efectos en todo el planeta. Todos debemos pensar que somos ciudadanos del mundo”, insistía.

Por eso, los científicos especializados en el medio ambiente y el cambio climático sostienen que las proyecciones para los próximos años no auguran un mejor panorama a futuro. “Las ondas cálidas están aumentando, también la intensidad de las nevadas, la de los huracanes y hay un mayor número de fuegos. Todas estas cosas están aumentando y van a continuar aumentando”, finalizaba Del Castillo.

Related Articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay Connected

0FansLike
3,913FollowersFollow
0SubscribersSubscribe
- Advertisement -spot_img

Latest Articles