29.4 C
Miami
sábado, abril 20, 2024
spot_img

Luchas políticas internas en EEUU se intensifican, incluso cuando el gobierno permanece abierto

:WASHINGTON — 

El gobierno de Estados Unidos permaneció abierto el domingo, con la financiación asegurada hasta mediados de noviembre, pero las luchas políticas internas entre los legisladores republicanos en torno a las votaciones para mantenerlo en funcionamiento no hicieron más que intensificarse.

El congresista republicano conservador Matt Gaetz de Florida dijo en programas de noticias el domingo que esta semana intentaría derrocar al presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, líder de la estrecha mayoría republicana en la Cámara Baja.

Esto tiene lugar después de que McCarthy, en un brusco giro el sábado, aprovechó un bloque casi unánime de legisladores demócratas de oposición que votaron para evitar un cierre parcial del gobierno.

“Creo que tenemos que arrancarnos la venda. Creo que debemos avanzar con un nuevo liderazgo que pueda ser confiable”, dijo Gaetz en el programa “State of the Union” de CNN.

Gaetz ha acusado a McCarthy de incumplir las promesas hechas a los legisladores de extrema derecha cuando McCarthy se convirtió en presidente en enero de recortar el gasto gubernamental a los niveles anteriores a la pandemia del coronavirus de 2020 y no aprobar una legislación clave con votos demócratas.

Pero McCarthy no pareció preocuparse por el impulso de Gaetz contra su puesto de presidente y dijo en el programa “Face the Nation” de CBS: “Sobreviviré”.

“Él está más interesado en conseguir entrevistas televisivas que en hacer algo. Quería empujarnos a un cierre”, un paro laboral que, según McCarthy, habría retrasado los cheques de pago del personal militar que vive en el distrito electoral del propio Gaetz.

Agregó: “Adelante (con la medida para derrocarlo). Terminemos con esto”.

Gaetz, quien lleva ocho años en la Cámara de Representantes, dijo sobre McCarthy en el programa “This Week” de ABC News que “casi no hay promesa que no haya violado”.

McCarthy impulsó medidas patrocinadas por los republicanos con fuertes recortes del gasto en los últimos días, pero todas perdieron en las votaciones de la Cámara, a menudo cuando los legisladores más de extrema derecha del grupo republicano exigieron reducciones aún mayores.

Pero ante el inminente cierre parcial del gobierno a medianoche del sábado, McCarthy impulsó una legislación aceptable para la mayoría de los legisladores republicanos, aunque no para el bloque más conservador.

“Tiene que haber un adulto en la sala”, dijo McCarthy después de la votación. “Voy a gobernar con lo mejor para este país. Voy a ser un conservador que hará cosas para el público estadounidense. Sea lo que sea, que así sea porque creo que no debemos rendirnos con Estados Unidos”.

La mayoría de los 221 republicanos de la Cámara de 435 miembros todavía apoyan a McCarthy como presidente, lo que deja a Gaetz muy por debajo de una mayoría de 218 para elegir otro líder de la cámara.

El representante Michael Lawler, republicano de Nueva York, dijo a ABC que las quejas de Gaetz contra McCarthy son una “diatriba de pensamiento delirante”.

Pero podría haber dos docenas o más de republicanos dispuestos a ponerse del lado de Gaetz para intentar derrocar a McCarthy, una cifra basada en los que votaron en contra de los planes de gastos preferidos por éste en los últimos días.

Seis republicanos dijeron que no votarían por ninguna medida de financiación a corto plazo, como la que finalmente obtuvo la aprobación del Congreso y fue firmada por el presidente Joe Biden.

Hasta qué punto el bloque minoritario demócrata de 212 legisladores votará con Gaetz para derrocar a McCarthy o respaldará su continuidad como presidente probablemente será motivo de intrigas y acuerdos esta semana.

Gaetz dijo a CNN: “Si a esta hora la próxima semana Kevin McCarthy sigue siendo el presidente de la Cámara, será porque los demócratas lo rescataron y él puede ser su presidente, no el mío”. Gaetz no mencionó nombres de ningún otro legislador republicano que prefiriera para el cargo.

Una legisladora demócrata, la representante Alexandria Ocasio-Cortez de Nueva York, dijo a CNN: “No depende de los demócratas salvar a Kevin McCarthy” y dijo que votaría “absolutamente” para destituirlo.

Dijo que si los demócratas finalmente votan a favor de que McCarthy continúe como presidente, “no renunciaremos a nada gratis. Tiene un precio”.

Añadió que el bloque republicano en la Cámara “no es un partido moderado. Simplemente hay diferentes grados de lealtad hacia (el ex presidente) Donald Trump”, quien alentó a los legisladores republicanos a permitir un cierre del gobierno.

No está claro qué podrían exigir los demócratas a cambio de apoyar a McCarthy, pero un objetivo quizás sea alguna forma de compartir el poder en las comisiones de la dividida Cámara: con su estrecha ventaja, los republicanos ahora controlan la agenda en los paneles.



 la Voz de América


Related Articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay Connected

0FansLike
3,913FollowersFollow
0SubscribersSubscribe
- Advertisement -spot_img

Latest Articles