12 C
Miami
lunes, febrero 26, 2024
spot_img

¿Las nuevas generaciones son más sensibles ante problemas y fracasos de la vida?

Pareciera a simple vista que la última generación de niños y jóvenes en el mundo está más propensa a consumir información de todo tipo y aunque esto parezca un beneficio inicialmente, también se puede convertir en un factor importante de vulnerabilidad después de ver el mundo idealizado y los “pocos” problemas que tienen otras personas.

Los problemas suelen estar presentes en cada una de las etapas de nuestras vidas. El fracaso hace parte de la realidad laboral, estudiantil y en cualquier ámbito que se quiera y algunos niños y jóvenes actualmente no soportan este tipo de situaciones llevándolas incluso al extremo. 

La generación ‘Z’ se divide en las personas que nacieron a partir de los finales de 1990 y los 2000 por lo que la tecnología ha jugado un papel muy importante para que la tristeza e insatisfacción se hagan presentes muy a menudo.

Características de la Generación de Cristal

Nativos digitales: aunque para muchos esto pueda ser un beneficio por tener toda la información que se necesite a la mano, también se puede ver como un punto de vulnerabilidad, pues están expuestos a juicios públicos constantemente y observan imágenes idealizadas de la vida que no saben contextualizar.

De acuerdo con la filósofa española Montserrat Nebrera, quien creó el término de Generación de Cristal, estos niños y jóvenes son unos chicos con muy poca tolerancia a la frustración y a la crítica, lo que puede derivarse de un exceso de protección por parte de sus padres. Pero, además, la baja autoestima y la inseguridad en la toma de decisiones también entran en juego, ya que les impulsa a pedir ayuda y reconocimiento constante por parte del adulto y a ser adolescentes y jóvenes de alta demanda.

En NoticiasRCN.com hablamos con Javier Bohórquez, psicólogo clínico y terapeuta en Fundanita IPS, quien indicó que probablemente la última generación sí es más sensible o expresiva ante problemas o situaciones que se presenten en su vida.  

“Yo creo que emocionalmente son más sensibles o más expresivos. Ha habido una mayor apertura a expresar las emociones y los sentimientos. Cosas que antes eran más reprimidas. Nuestros padres, nuestros abuelos, también sentían dolor, rabia, tristeza, pero se cohibían más, se restringían más. La autoridad era más marcada”, dijo.

“Mientras que actualmente, se tiene un ideal con más apertura a proteger las emociones a no vulnerar, a respetar los derechos de la infancia, entonces los niños y los adolescentes sí están un poco más armados de herramientas para poder expresarse y pedir respeto”.

¿Más propensos al suicidio?

“En la medida de mayor sensibilidad e insatisfacción por situaciones de vulneración se podría decir que sí, pero a su vez también podrían sentir un mayor respaldo a su malestar porque hay alternativas, instituciones, políticas, profesionales que pueden ayudar y rodear mucho más que antes”.

“Los niños de antes podrían generar más tolerancia a la frustración, pero ¿a qué costo? Reprimían muchas cosas y sin la posibilidad de recibir ayuda o apoyo porque no expresaban su malestar”, concluyó.

Related Articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay Connected

0FansLike
3,913FollowersFollow
0SubscribersSubscribe
- Advertisement -spot_img

Latest Articles