19.4 C
Miami
sábado, abril 13, 2024
spot_img

¿Las frutas engordan? Estos son los cinco mitos más comunes sobre este alimento

En torno a cómo llevar una alimentación saludable existe mucha desinformación, puesto que hay demasiado contenido en internet que puede llegar a ser contradictorio. De esta manera, han surgido diferentes mitos y estigmas sobre el consumo de algunos alimentos, los cuales ocasionan que las personas no lleven a cabo sus procesos adecuadamente. 

Algunos médicos de redes sociales recomiendan evitar cierto tipo de comidas como los lácteos y el gluten, mientras que otros especialistas argumentan que estos productos tienen un gran aporte nutricional y deberían incluirse en el consumo diario. Los espectadores están cada vez más confundidos y no saben qué consejos seguir. 

Otro alimento que ha estado en tela de juicio por los expertos ha sido la fruta, ya que algunos indican que contiene una gran cantidad azúcar y no debería ser parte de una alimentación saludable, mientras que otros sugieren comer hasta cinco porciones al día debido a la fibra y nutrientes que contiene. 

Cabe resaltar que no existe una regla universal de cómo llevar a cabo un plan de alimentación, sino que cada cuerpo es diferente y se debe consultar siempre a un profesional para que lo guíe mejor en su proceso de acuerdo a sus objetivos y condiciones de salud. 

Manuela Calle Combariza, nutricionista adscrita a la plataforma especializada Doctoralia, dio algunas claves para entender qué es cierto y qué no sobre el consumo de frutas. 

Los mitos más comunes

  1. El banano se debe evitar

Este mito es parcialmente verdadero. Si bien el banano sí tiene un aporte calórico mayor al de otras frutas, no significa que sea nocivo para la salud. La especialista le recomienda a sus pacientes comerse tranquilamente este alimento, puesto que sirve mucho para calmar los antojos de dulce y sustituirlo por productos altamente procesados y azucarados artificialmente. 

Esta fruta es ideal para las personas que realizan deporte constantemente debido a su gran aporte de potasio y energía. Además, contiene mucha fibra, lo que puede ser útil para pacientes con problemas de digestión. 

  1. La fruta engorda

Se ha creado el fuerte mito de que la fruta tiene mucho azúcar y calorías, por lo que no debería incluirse en la dieta. No obstante, Calle argumenta que el contenido de estos componentes dañinos es ”insignificante en comparación con otros alimentos como los alimentos ultraprocesados”.

Le recomendamos: ¿Cuánto tiempo se puede tardar en ver resultados al iniciar una vida saludable? Experto responde

Además, indicó que tienen una gran cantidad de fibra, antioxidantes, minerales y vitaminas, lo cual ayuda a generar saciedad y a disminuir la ansiedad. 

  1. Los diabéticos no deberían consumir fruta

La fructosa es el azúcar que contiene la fruta, el cual es muy diferente a los endulzantes procesados. Si bien este componente en pacientes sanos puede ser descompuesto fácilmente por el cuerpo, las personas con diabetes deben limitar su consumo.

Esto no quiere decir que se deban eliminar por completo, sino que lo deben aprender a combinar. La nutricionista explica que una porción de grasas saludables puede ayudar a tener una mejor y más rápida absorción de la glucosa, por lo que se recomienda acompañar la fruta de algún fruto seco como mantequilla de maní, almendras o marañones. 

Es importante mencionar que la alimentación de pacientes diabéticos debe ser siempre guiada por un especialista, ya que esto dependerá de cada organismo y del tipo de enfermedad que se padezca. 

  1. Es malo comer fruta de noche

Ante este mito se han realizado varios estudios desde la crononutrición, aunque hasta el momento no se ha hallado evidencia alguna de que el consumo de frutas se deba restringir hasta una hora determinada.

Si bien el contenido de azúcar puede generar un impacto a nivel glicémico, la experta sugiere adicionar una porción de proteína o grasa (como yogurt o almendras) para mitigar este efecto. 

  1. Es sano tomar jugos de fruta

Pese a que muchos piensan que al beber un jugo de fruta natural se obtienen los mismos beneficios que al comer el alimento directamente, esto es incorrecto. 

Al realizar jugo se pierden varias propiedades importantes, principalmente la fibra. Además, para preparar esta bebida se requiere más de una porción, lo que eleva el contenido de azúcar. 

Lea además: Gomas con cannabis podrían generar adicción en los niños, advierten expertos

Es por eso que la nutricionista recomienda ingerir la fruta entera, bien sea después del almuerzo para obtener esa sensación de dulce refrescante o entre comidas para tener una merienda saludable.

POR María Fernanda Cuéllar   RCN.COM

Related Articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay Connected

0FansLike
3,913FollowersFollow
0SubscribersSubscribe
- Advertisement -spot_img

Latest Articles