23 C
Miami
sábado, marzo 2, 2024
spot_img

Humo o calor sofocante: un verano inusual en EEUU

El único descanso que gran parte de Estados Unidos puede esperar a corto plazo del humo proveniente de los incendios forestales en Canadá son breves episodios de un calor sofocante y una humedad que ya azota a los estados del sur y según los meteorólogos puede ser mortal.

Y después es probable que el humo regrese al medio oeste y al este.

Eso se debe a que ni los 235 incendios forestales canadienses fuera de control ni el patrón climático que está causando todo eso muestran signos de ceder en la próxima semana o más, según los meteorólogos del Centro de Predicciones Meteorológicas de la Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA).

En primer lugar, el patrón climático estacionario generó condiciones anormalmente cálidas y secas para los incendios sin precedentes en Canadá y luego creó una configuración en la que el único alivio se produce cuando los sistemas de baja presión pasan a través, lo que significa que las áreas de un lado reciben aire humeante del norte y el otro recibe aire sofocante del sur.

Humo o calor. “Elige tu veneno”, dijo el jefe de operaciones del centro de pronósticos, Greg Carbin. “Las condiciones no van a ser muy favorables”.

“Mientras esos incendios sigan ardiendo allá, será un problema para nosotros”, dijo Carbin. “Mientras haya algo que quemar, habrá humo con el que tendremos que lidiar”.

Un ejemplo es San Luis. La ciudad tuvo dos días de aire insalubre el martes y el miércoles, pero para este jueves “tendrán una mejora en la calidad del aire con el calor muy cálido y húmedo”, dijo el meteorólogo Bryan Jackson. El pronóstico es para temperaturas que se sienten como 42,8 grados Celsius, con 38,3 grados Celsius de calor y una humedad sofocante.

El miércoles, el sistema de baja presión estaba estacionado sobre Nueva Inglaterra y debido a que los vientos van en sentido contrario a las agujas del reloj, las áreas al oeste, como Chicago y el Medio Oeste, reciben vientos humeantes del norte, mientras que las áreas al este de la baja presión reciben vientos cálidos del sur, dijo Jackson.

A medida que ese sistema de baja presión avanza y otro viaja sobre las Grandes Llanuras centrales y el Lago Superior, el Medio Oeste obtiene un alivio temporal, dijo Jackson. Pero cuando avanza la baja presión, el humo regresa.

“Tenemos este carrusel de aire que recorre el Medio Oeste, y de vez en cuando trae el humo directamente a cualquier ciudad en la que vivas”, dijo Liz Moyer, científica atmosférica de la Universidad de Chicago. “Y mientras los incendios continúan, puede esperar ver estos días periódicos de mal aire y el único alivio es cuando los incendios se apagan o cuando el patrón del clima desaparece”.

El patrón estacionario es “terriblemente inusual”, dijo Carbin de la NOAA, quien tuvo que buscar en los registros hasta 1980 para ver algo remotamente similar. “Lo que me molesta es la persistencia de todo esto”.

¿Por qué está estacionado el patrón meteorológico? Esto parece estar sucediendo con más frecuencia, y algunos científicos sugieren que el cambio climático causado por el hombre provoca más situaciones en las que los patrones climáticos se estancan. Moyer y Carbin dijeron que es demasiado pronto para saber si ese es el caso.

Pero Carbin y el científico de incendios canadiense Mike Flannigan dijeron que hay una clara señal climática en los incendios canadienses, y como no es probable que esos incendios se apaguen pronto, no hay nada en el pronóstico que parezca probable que cambie.

Casi todas las provincias de Canadá tienen incendios ardiendo. Se ha quemado un récord de 80.000 kilómetros cuadrados, un área casi tan grande como Carolina del Sur, según el gobierno canadiense.

Y la temporada de incendios generalmente no comienza hasta julio en Canadá.

“Ha sido un año loco. Es inusual tener todo el país en llamas”, dijo Flannigan, profesor de la Universidad Thompson Rivers en Columbia Británica. “Por lo general, es regional… no todo el tinglado a la vez”.

El clima más cálido debido al cambio climático significa que la atmósfera absorbe más humedad de las plantas, lo que las hace más propensas a incendiarse, quemarse más rápido y con más calor.

“Los incendios tienen que ver con los extremos”, dijo Flannigan.

Y donde hay fuego, hay humo.

Tanto las condiciones de mucho calor como las de humo son factores estresantes para el cuerpo humano y pueden presentar desafíos potenciales para la salud, explicó Ed Avol, profesor emérito de la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California.

Sin embargo, agregó que si bien la neblina del humo de los incendios forestales brinda una señal visual para permanecer adentro, puede haber peligros ocultos de respirar contaminantes nocivos como el ozono, incluso cuando el cielo se ve despejado.

También señaló que hay cambios en la química del aire que pueden ocurrir a favor del humo de los incendios forestales, lo que puede tener impactos adicionales y menos conocidos en el cuerpo.

Todavía es solo junio. El pronóstico estacional para el resto del verano en Canadá “es caluroso y mayormente seco” y eso no es bueno para apagar incendios, dijo Flannigan. “Es un año loco y no estoy seguro de dónde va a terminar”.

Related Articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay Connected

0FansLike
3,913FollowersFollow
0SubscribersSubscribe
- Advertisement -spot_img

Latest Articles