22.4 C
Miami
sábado, abril 20, 2024
spot_img

Familias huyen a pie del norte de Gaza y médicos temen por atención de heridos

Algunos huyeron de casa llevando consigo maletas repletas de ropa, recuerdos de familia y fotografías. Otros se fueron con pilas de colchones amarrados a los techos de los autos. Tomaron autobuses, camionetas, autos y carretas tiradas por burros.

Muchos caminaron. Muchos no llevaban nada más que familiares exhaustos que caminaban fatigosamente por las calles llenas de escombros. Todos intentaban ponerse a salvo.

“Nos fuimos de casa sin comida, sin agua, ni ropa”, dijo Mohammad Hillis, sentado en un pupitre de madera marcado por generaciones de estudiantes en un campo de refugiados improvisado en el centro de Gaza. “Nos fuimos sin traernos nada”.

Dijo que unas 150 personas vivían en su edificio, en un pueblo del norte de Gaza. Todos se marcharon después que del cielo empezaran a caer nubes de folletos israelíes, advirtiendo a los civiles que huyeran del norte en 24 horas.

“Váyanse del sur por su propia seguridad y la de sus familias, y tomen distancia de los terroristas de Hamas que les están usando como escudos humanos”, advirtió Israel en un comunicado.

En el comunicado, se decía que las fuerzas israelíes “operarán de manera significativa” en el norte de Gaza en los próximos días.

Los folletos avivaron el miedo y el caos que ya permeaban en Gaza, que desde el ataque se ha enfrentado con las incesantes incursiones aéreas israelíes.

Apenas 12 horas después de las primeras advertencias de Israel, cientos de miles de personas habían salido a las carreteras o se habían visto obligadas a abandonar sus hogares por los ataques aéreos.

Sin embargo, muchos habitantes de Gaza decidieron quedarse y enfrentar la incursión israelí. Algunos dijeron que simplemente no había ningún lugar seguro al que ir en el sur, que estaba lejos de sus amistades y familiares.

Muchos también temían los peligros que podrían plagar las carreteras que Israel dijo que se podían utilizar como rutas de evacuación, pero que en muchas ocasiones han sido blanco de los ataques aéreos israelíes.

Algunos habitantes de Gaza buscaron refugio en lugares que esperan no sean blanco de Israel. Funcionarios médicos señalan que unas 35.000 personas se han apiñado en el recinto del hospital de Ciudad de Gaza, con la esperanza de encontrar refugio.

La escala de las órdenes es enorme y probablemente imposible de cumplir. Las órdenes abarcan un área de 1,1 millones de habitantes, casi la mitad de la población del territorio.

Naciones Unidas y voluntarios humanitarios advirtieron que el éxodo será catastrófico. Las redes sociales se inundaron con llamados de ayuda.

“Si hay un auto, un autobús, o lo que sea cerca que nos pueda llevar de Gaza a Rafah, por favor contáctenme”, rogó un médico de Ciudad de Gaza en Facebook.

Advierten sobre falta de suministros en hospitales

Médicos en Gaza advirtieron el domingo que miles de personas podrían morir si los hospitales llenos de heridos se quedan sin combustible y suministros básicos.

Se esperaba que los hospitales se quedaran sin combustible para generadores en dos días, según Naciones Unidas, que dijo que eso pondría en peligro las vidas de miles de pacientes.

La única central eléctrica de Gaza se apagó por falta de combustible después de que Israel bloqueara los accesos al territorio de 40 kilómetros de largo tras el ataque de Hamas.

En el Hospital Nasser, en la localidad sureña de Jan Yunis, las unidades de cuidados intensivos estaban llenas de heridos, la mayoría niños menores de tres años.

Cientos de personas con graves lesiones por explosiones habían llegado al hospital, donde se esperaba que el combustible se acabara el lunes, indicó el doctor Mohammed Qandeel, médico de cuidados críticos en el centro.

Hay 35 pacientes en la UCI que dependen de respiradores para seguir con vida y otros 60 en diálisis, señaló. Si se acaba el combustible, “supone que todo el sistema de salud se apagará, los servicios se quedarán desconectados”, dijo.

En el hospital Kamal Alwan, en el norte de la Franja de Gaza, el doctor Hussam Abu Safiya, director de pediatría, dijo que no habían evacuado pese a la orden israelí porque no había forma de trasladar a los pacientes sin poner sus vidas en peligro.

Había siete recién nacidos en la UCI conectados a respiradores, dijo. “No podemos evacuar, supondría su muerte y la de otros pacientes a nuestro cuidado”.

El hospital de Shifa en Ciudad de Gaza, el más grande del territorio, indicó que enterraría 100 cuerpos en una fosa común como medida de emergencia porque su morgue estaba desbordada y las familias no podían sepultar a sus seres queridos.

 la Voz de América

Related Articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay Connected

0FansLike
3,913FollowersFollow
0SubscribersSubscribe
- Advertisement -spot_img

Latest Articles