27.4 C
Miami
sábado, abril 20, 2024
spot_img

Escasez de agua en la localidad colombiana de Necoclí afecta a migrantes que buscan cruzar el Darién

El municipio de Necoclí, un puerto del noreste de Colombia que recibe diariamente entre 700 y 1.000 migrantes que buscan penetrar la selva del Tapón del Darién para llegar a Norteamérica, declaró calamidad pública por una crisis de desabastecimiento de agua y riesgo de incendios que ha traído el fenómeno de El Niño.

El alcalde de esta localidad de unos 20.000 habitantes, Guillermo Cardona Moreno, dijo que decretó la calamidad pública y pidió ayuda al gobierno nacional y regional ante una “situación que desborda las capacidades locales”.

El secretario de gobierno de Necoclí, Johan Wachter, dijo a la Voz de América que el nivel del agua de los ríos que abastecen el acueducto se encuentran en niveles mínimos, lo que ha provocado deficiencias en el sistema de abastecimiento de agua potable para sus habitantes y la población migrante.

“En enero, aproximadamente 2.500 personas migrantes han pasado por nuestro territorio; hoy tenemos una población migrante con vocación de permanencia entre 700 y 800 personas, unas 250 personas están ubicadas en la playa”

Además, agregó que “Necoclí tiene en su casco urbano más de 20.000 habitantes; si a eso le sumamos la población migrante, entonces tenemos una población aún mayor, lo que evidentemente deja claro que por la situación de menos lluvias no va a hacer suficiente para abastecer de agua a todas estas personas”.

También dijo que por el alto oleaje que se presenta por esta época del año en el Golfo de Urabá, en el mar Caribe, han alertado a la población migrante para evitar naufragios como el ocurrido el pasado 30 de enero, donde una decena de venezolanos y colombianos naufragaron en estas aguas y murieron tres personas.

“Por estas épocas del año las olas son mucho más fuertes y el riesgo de naufragio es mayor, pero es una situación que es difícil de controlar. Hemos generado las alertas y nos hemos articulado con todas las entidades nacionales, pero la situación que viven estas personas los obliga a asumir estos riesgos y lo que hacemos es generar las condiciones hasta donde nuestras capacidades no lo permiten”, comentó Wachter.

En 2023 cruzaron por la peligrosa selva del Tapón del Darién, que une a Colombia con Panamá, más de 520.000 migrantes, según datos oficiales de las autoridades panameñas. La mayoría de los migrantes fueron venezolanos, con más de 328.000 personas, seguidos de ecuatorianos, haitianos y chinos.

Atención estatal por el fenómeno de El Niño

El presidente colombiano Gustavo Petro decretó una Emergencia Nacional como respuesta a la situación para activar recursos especiales para atender las emergencias causadas por el clima, y anunció que EEUU, Canadá, Chile y Perú enviarán ayuda para luchar contra los incendios que afectan el país.

“En febrero tendremos lo más duro, la ola de calor alcanzará las selvas. Hasta ahora los departamentos han podido atender los municipios con estrés hídrico. Si la demanda sobrepasa la oferta de agua, la complementamos con la acción nacional. 1.500 carrotanques han sido contratados”, aseguró el mandatario desde su cuenta de X.

Voz de América – MVS

Related Articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay Connected

0FansLike
3,913FollowersFollow
0SubscribersSubscribe
- Advertisement -spot_img

Latest Articles