19.4 C
Miami
sábado, abril 13, 2024
spot_img

Debate entre Haley y DeSantis podría ayudar a decidir la alternativa republicana a Trump

La exembajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, y el gobernador de Florida, Ron DeSantis, se verán nuevamente las caras este miércoles en el quinto debate de primarias republicanas, el primero donde se medirán sólo dos aspirantes a la candidatura presidencial del partido, sólo días antes del inicio oficial del año electoral en el país con los caucus de Iowa.

El nuevo cara a cara está organizado por la cadena CNN en la Drake University, en Des Moines, Iowa, y será una última oportunidad para que los precandidatos republicanos se dirijan a los votantes desde un escenario nacional antes de que comiencen las votaciones de primarias, el próximo 15 de enero.

Como ya se ha hecho habitual, el expresidente Donald Trump, favorito a llevarse la nominación presidencial republicana; ha declinado participar en el debate. En su lugar protagonizará un encuentro con votantes en Iowa, televisado por la cadena Fox.

Debido a los cada vez más estrictos requisitos de calificación, el exgobernador de Nueva Jersey Chris Christie y el emprendedor Vivek Ramaswamy no subirán en esta ocasión al escenario de debates. Ambos sí calificaron para los cuatro cara a cara anteriores. Ramaswamy en particular protagonizó los más sonados encontronazos en cada uno de los eventos.

Para participar en el debate en Iowa los precandidatos debían acumular al menos un 10 % de favorabilidad en tres encuestas nacionales y/o de Iowa distintas, con opiniones reunidas entre posibles asistentes al caucus republicano o votantes de primarias que cumplan con los estándares de CNN, de acuerdo con la cadena.

El exgobernador de Arkansas Asa Hutchinson tampoco asistirá al cara a cara. Hutchinson se mantiene en la carrera a pesar de no recabar suficiente apoyo en las encuestas y perderse los tres últimos debates nacionales debido a ello.

El debate de CNN en Iowa será moderado por los presentadores de CNN Jake Tapper y Dana Bash.

Una última oportunidad de brillar antes de las primarias

Tanto Haley como DeSantis aprovecharán el espacio para demostrar una vez más su valía como aspirantes a la Casa Blanca, en un momento en el que miles de votantes se preparan para emitir sus votos en los caucus o asambleas electorales de la rural Iowa – tradicionales votaciones presenciales que datan del siglo XVIII- y las primarias de Nuevo Hampshire, el próximo 23 de febrero.

Según expertos consultados por la Voz de América, este período de primarias será definitorio de cara a las elecciones de noviembre, sobre todo para el campo de precandidatos republicanos, para los que quedar en lo alto de la boleta en ambos territorios es crucial. Un buen resultado podría hacer toda la diferencia en las campañas de los aspirantes en los próximos meses.

Entre los demócratas, el presidente Joe Biden domina la carrera como incumbente frente a rivales que presentan escasa competencia. Todos los pronósticos estiman que quede como candidato de su partido tras la Convención Demócrata de agosto venidero.

Como ya han hecho en otras ocasiones, se espera que Haley y DeSantis aborden temas de actualidad nacional en este debate, entre ellos la migración, la política exterior, la inflación, el gasto gubernamental y la protección de la democracia.

También es muy probable que salga a relucir el gran ausente de la noche, el expresidente Donald Trump, que aventaja a ambos precandidatos por más de 50 puntos como promedio en encuestas nacionales.

La exgobernadora de Carolina del Sur Nikki Haley ha visto un ascenso sostenido en las encuestas frente a Ron DeSantis, lo que la acerca a su antiguo jefe, de quien ha dicho que fue el “presidente correcto para ese momento”, pero que ya es hora de que EEUU tenga un liderazgo de nueva generación.

En varios mitines de campaña en Iowa, DeSantis también ha criticado repetidamente a su antiguo mentor Trump por su ausencia de los debates primarios.

“No ha estado dispuesto a venir aquí y responder preguntas”, dijo DeSantis a periodistas la semana pasada. “Se lanza en paracaídas para dar un discurso de 30 a 45 minutos y luego simplemente se va, en lugar de escuchar a los habitantes de Iowa respondiendo preguntas y haciendo, creo, lo que sea necesario para ganar”.

Desde fines del año pasado, los precandidatos republicanos han descendido sobre Iowa y Nuevo Hampshire para recorrer el terreno, algo vital, sobre todo en estos dos estados inaugurales, que se precian de iniciar la carrera y ser una vitrina para aspirantes presidenciales.

CNN celebrará un segundo debate el 21 de enero en Nuevo Hampshire, dos días antes de las votaciones de primarias de ese estado. Antes de eso, la cadena ABC organizará el que será el sexto debate, previsto para el 18 de febrero también en ese territorio, que ostenta desde 1920 el privilegio de ser la “primaria inaugural de la nación”.

Voz de América –  MVS

Related Articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay Connected

0FansLike
3,913FollowersFollow
0SubscribersSubscribe
- Advertisement -spot_img

Latest Articles