21.1 C
Miami
sábado, abril 13, 2024
spot_img

Clima, Ucrania y la “policrisis” mundial, foco de la 78 Asamblea General de la ONU en medio de tensiones políticas

El cambio climático, la guerra en Ucrania y la “policrisis” económica, humanitaria y de seguridad que enfrenta el mundo estarán entre los temas centrales de la 78 Asamblea General de las Naciones Unidas, que se celebra esta semana en Nueva York en medio de tensiones políticas entre sus principales miembros.

Líderes y dignatarios de las más de 190 naciones miembros de la ONU se reunirán para debatir sobre los temas de actualidad más acuciantes y estrechar lazos en una cita anual, que por segunda vez regresa al histórico edificio neoyorquino totalmente presencial, después de dos años de sesiones remotas debido a la pandemia de COVID-19.

Desde el fin de semana, los alrededores del cuartel general de la organización, en el lado este de la urbe; es un hervidero de autos y peatones. El ya de por sí agitado tráfico en la isla de Manhattan se ha visto colapsado por momentos debido a múltiples cierres de calles y las caravanas oficiales que avanzan a toda marcha cortando los accesos.

Ucrania volverá a ser protagonista del segmento de alto nivel, que comenzará el martes, con intervenciones como la del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien dedicará una parte sustancial de su discurso a defender la necesidad de apoyar a Kiev en su defensa contra la invasión rusa.

Biden continuará “abogando por que el gran número de naciones que han apoyado a Ucrania en la Asamblea General de la ONU, lo sigan haciendo”, dijo a la prensa el asesor de Seguridad Nacional de la administración demócrata, Jake Sullivan.

En declaraciones desde la Casa Blanca, Sullivan adelantó que el presidente estadounidense insistirá en que el mismo tipo de cooperación que se ha visto a favor de Ucrania puede ser aplicada “en otros contextos, donde podamos cumplir con a la gente sobre los difíciles desafíos globales que estarán en el centro de la agenda de la próxima semana”.

Biden también participará en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU el miércoles, donde se tratará el tema de Ucrania en un grupo selecto de miembros en los que se encuentra Rusia.

Asimismo, se espera que el presidente de Ucrania, Voldymyr Zelenskyy, se dirija a la Asamblea General el martes y luego intervenga ante el Consejo de Seguridad, lo que podría ubicarlo en la misma mesa que el Ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, que asiste a la cita en lugar del mandatario Vladimir Putin.

Entre esos temas, en ocasiones directamente ligados a los efectos directos de la invasión de Rusia a Ucrania y las consecuencias de las sanciones a Moscú, están el aumento en los precios de los alimentos, el petróleo y la inflación.

La 78 Asamblea General de la ONU también se enfocará en poner en relieve las crisis de inseguridad en países como Sudán o Haití, la grave situación humanitaria como resultado de guerras, pérdida de libertades, mal manejo económico y catástrofes naturales, algunas como consecuencia del cambio climático.

La Cumbre de Ambición Climática, prevista para el 20 de septiembre en Nueva York, será “un hito político fundamental” que demuestra la intención del organismo de acelerar el paso a un manejo más sostenible del planeta, insiste la convocatoria del evento.

Latinoamérica en la ONU

Numerosos presidentes latinoamericanos viajarán a Nueva York para tomar el que posiblemente sea el estrado más histórico y reconocible del mundo.

Según el listado preliminar de oradores, los líderes latinoamericanos tomarán la palabra el martes y miércoles, los dos primeros días de discursos en el segmento de alto nivel de la Asamblea.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, será el encargado de abrir las intervenciones. El veterano líder será precedido por Biden, con además quien tendrá un aparte bilateral dentro de su visita a EEUU.

Entre los oradores de esa primera jornada destacan el mandatario de Colombia, Gustavo Petro, y de Cuba, Miguel Díaz-Canel, el primer líder isleño que participa en una Asamblea General también como presidente pro tempore del G77, una coalición dentro de Naciones Unidas que agrupa a más de 130 países en vías de desarrollo.

También levanta interés el polémico mandatario de El Salvador, Nayib Bukele, que en otras ocasiones ha expresado su descontento por lo que considera un formato aburrido y anacrónico. Están previstas además intervenciones de Guatemala, Bolivia, Argentina, Paraguay, Panamá, Uruguay, Costa Rica y Perú.

El miércoles se espera que pronuncien discursos los representantes de Ecuador, Honduras, República Dominicana, Chile y Venezuela.

El “sur global” y las tensiones geopolíticas

La Asamblea General de la ONU brinda también la oportunidad de naciones en vías de desarrollo de exponer su visión y sus peticiones a los grandes actores mundiales.

Muchos países del llamado “sur global” reclaman a las potencias económicas un mayor apoyo para enfrentar los efectos de un cambio climático provocado en gran medida por las naciones más desarrolladas y ricas.

El encuentro mundial tiene lugar en medio de una puja entre EEUU y China por aumentar su influencia en regiones como América Latina, Asia y África, donde Beijing ha invertido millones en proyectos de infraestructura y desarrollo.

Washington utilizó la reciente cumbre del G20 para demostrar su valía como alternativa a las inversiones chinas en programas sostenibles y climáticos. La cita de naciones en Nueva York será otra oportunidad para Biden, que tiene previstos intercambios con los presidentes de Kazajastán, Kirguistán, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán.

Sin embargo, la embajadora de EEUU ante las Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, insistió en que la Asamblea General era una oportunidad para que los países pequeños “nos expongan sus prioridades” y que no veía a la cita “como una competencia entre grandes potencias”.

“Trabajaremos para fortalecer las asociaciones, incluso con países con los que a veces no estamos de acuerdo”, dijo Thomas-Greenfield a periodistas al hablar de la participación de su país en la ONU esta semana.

Víctimas de la pandemia, la tensión internacional y la crisis climática, las naciones del sur global están presionando para obtener un mejor trato de los países desarrolladas en frentes que incluyen el manejo de las deuda, las ayudas financieras y intercambio de tecnología.

“El mundo le está fallando a las naciones en desarrollo”, se lamentó el pasado viernes el secretario general de la ONU, António Guterres en la cumbre del G77 en Cuba. El grupo de naciones en vías de desarrollo es una de las mayores coaliciones internacionales dentro del sistema de Naciones Unidas.

Por la Voz de America

Related Articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay Connected

0FansLike
3,913FollowersFollow
0SubscribersSubscribe
- Advertisement -spot_img

Latest Articles