21.1 C
Miami
sábado, abril 13, 2024
spot_img

Biden y Xi acuerdan combatir el tráfico de fentanilo y reiniciar el diálogo militar

El presidente estadounidense Joe Biden y su homólogo chino Xi Jinping concluyeron el miércoles su primera reunión frente a frente en un año, comprometiéndose a estabilizar su tensa relación y dando a conocer acuerdos modestos para combatir el tráfico de fentanilo y restablecer las comunicaciones entre sus fuerzas armadas. Sin embargo, persisten las diferencias en torno a la competencia económica y las amenazas a la seguridad mundial.

Los dos mandatarios pasaron cuatro horas juntos —en reuniones, un almuerzo de trabajo y una caminata por el jardín Filoli en California, donde se llevó a cabo el encuentro—, con la intención de mostrarle al mundo que, si bien son competidores económicos globales, no están enfrascados en una confrontación en la que el ganador se lleva todo.

“El planeta Tierra es lo suficientemente grande para que los dos países tengan éxito”, le dijo Xi a Biden.

Por su parte, el mandatario estadounidense le comentó a Xi: “Creo que es primordial que usted y yo nos entendamos claramente, de líder a líder, sin malentendidos ni mala comunicación. Tenemos que asegurarnos de que la competencia no derive en conflicto”.

Los contactos diplomáticos también reciben un impulso. Biden recordó que Xi ha sido en más alto funcionario con el que ha pasado mayor tiempo en contacto, “con unas sesenta y ocho horas” de conversación desde que ambos eran vicepresidentes en sus respectivos gobiernos hace ya más de una década.

No se llegó a un acuerdo sobre estadounidenses detenidos en China, dijo el mandatario demócrata, pero concluyó que las conversaciones son un importante avance. “Lo que más me tranquiliza es que si cualquiera de los dos tiene alguna preocupación es que podemos levantar el teléfono: eso es progreso”, finalizó.

Más de un año de silencio

“Tenemos que asegurarnos de que la competencia no desemboque en un conflicto”, había dicho Biden apenas unas horas antes, al comienzo de la mesa de trabajo entre ambas delegaciones.

“Valoro nuestra conversación porque creo que es primordial que se entienda claramente, de líder a líder no hay conceptos erróneos ni fallas de comunicación”, afirmó el mandatario estadounidense.

Ambos líderes se reunieron por primera vez en un año para mantener conversaciones que podrían aliviar las fricciones entre las dos superpotencias sobre conflictos militares, narcotráfico e inteligencia artificial, entre otros asuntos.

Xi, por su parte apostó por el progreso de la relación bilateral, la que calificó como la más importante del mundo actual tratándose de las dos mayores potencias y dijo que esta “debería desarrollarse de una manera que beneficie a nuestros dos pueblos y cumpla con nuestra responsabilidad por el progreso humano”.

El mandatario chino abordó el desarrollo de las relaciones entre Beijing y Washington en los últimos cincuenta años.

“Darse la espalda unos a otros no es una opción, no es realista que un lado remodele al otro”, observó Xi, al tiempo que desestimó la vía del conflicto y la confrontación pues -a su parecer- tendría “graves consecuencias” para ambas partes.

Estaba previsto que Biden y Xi discutieran sobre Taiwán, el Mar de China Meridional, la guerra entre Israel y Hamás, la invasión rusa de Ucrania, Corea del Norte y los derechos humanos, áreas donde los líderes no han podido resolver desacuerdos de larga data.

Más tarde, tras concluir el encuentro, Biden recalcó su postura conciliadora en un mensaje en la red social X.

“Valoro la conversación que tuve hoy con el presidente Xi porque creo que es fundamental que nos entendamos claramente, de líder a líder. Hay desafíos globales críticos que exigen nuestro liderazgo conjunto. Y hoy logramos avances reales”.

Biden ha buscado una diplomacia directa con Xi, apostando a que una relación personal que ha cultivado durante una docena de años con el líder chino más poderoso desde Mao Zedong y que podría salvar unos lazos que se están volviendo cada vez más hostiles.

Chong Ja Ian, profesor de ciencias políticas en la Universidad Nacional de Singapur, dijo que las dos partes están comprometidas en lo que Mao llamó durante la guerra civil china “hablar y luchar, luchar y hablar”.

“Es decir, hablar mientras se acumulan fuerzas”, dijo Chong en un reporte recogido por Reuters.

Irán, interferencia electoral, fentanilo

Durante la reunión, se espera que Biden presione a Xi para que utilice la influencia de China para instar a Irán a evitar acciones provocativas o alentar a sus representantes a entrar en la contienda, medidas que podrían extender el conflicto entre Israel y Hamás por todo el Medio Oriente.

También se espera que plantee supuestas operaciones chinas para influir en elecciones extranjeras, el estatus de los ciudadanos estadounidenses que Washington cree que están detenidos injustamente en China y los derechos humanos, incluido lo que Washington dice que es un genocidio en curso contra los uigures y otras minorías étnicas en la región china de Xinjiang.

“Creo que podemos esperar que el presidente plantee nuestras preocupaciones sobre los derechos humanos en China para incluir la cuestión de los uigures”, dijo Kirby.

Los funcionarios estadounidenses esperan pasos concretos para restablecer las conversaciones a nivel de personal entre los dos países sobre temas que van desde las comunicaciones entre militares hasta la reducción del flujo de fentanilo, la gestión del crecimiento de las tecnologías de inteligencia artificial y la gestión del comercio y el clima.

Antes de la reunión, ambos países respaldaron un nuevo objetivo de energía renovable y dijeron que trabajarían para reducir la contaminación por metano y plástico, una renovación de la cooperación climática suspendida después de que la ex presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, visitara Taiwán en 2022.

Se espera que Biden le diga a Xi que los compromisos de Estados Unidos en el Indo-Pacífico no han cambiado. China ha preocupado a sus vecinos en los últimos años con medidas en el Estrecho de Taiwán, el Mar de China Meridional y el Mar de China Oriental, zonas de disputa internacional.

[Con información de The Associated Press y Reuters]


Related Articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay Connected

0FansLike
3,913FollowersFollow
0SubscribersSubscribe
- Advertisement -spot_img

Latest Articles